Desde el sector apuestan por la agilización de los trámites. | Redacción Local

1

La demarcación menorquina del Col·legi Oficial d’Arquitectes de les Illes Balears se ofrecerá a las instituciones de la Isla para colaborar a reducir los plazos en la concesión de licencias de obras. Uno de los motivos, no el único, es que los retrasos prolongados hacen peligran algunas ayudas concedidas en el caso que no se adjudiquen los trabajos dentro de plazo.

Finalmente tendrá que ser en la Junta de Alcaldes de enero y no en la que se celebró este pasado jueves, cuando los arquitectos expongan a los representantes municipales una serie de gestiones para contribuir a aligerar los tiempos. Y es que, según apunta el presidente del Coaib en Menorca, Enric Taltavull, a día de hoy «una licencia puede tardar un año, o más» en concederse cuando la «ley dice que tiene que ser en un máximo de tres meses». En este sentido, los ayuntamientos «grandes», como Ciutadella, Maó e incluso Alaior, son los más parsimoniosos, mientras que los más pequeños, «curiosamente», acostumbran a ser más ágiles.

Legalmente, explican desde el Coaib, «solo los proyectos ejecutivos» requieren del visado por parte de un colegio, pero los arquitectos se brindan para visar también los proyectos básicos, para que al llegar al ayuntamiento correspondiente, el técnico encargado de revisar el expediente tenga la garantía de que contiene toda la documentación «y no solo unas fotocopias para pedir tanda».

Noticias relacionadas

Así, «que un proyecto básico no esté visado puede provocar que tenga algunas incorrecciones y dificulta la labor del técnico que lo examina», añade Taltavull.

Subvenciones

Y por otro lado está la cuestión de las subvenciones. «Nos preocupa que haya proyectos sujetos a subvenciones públicas, y que no podamos tener problemas por la demora en la concesión de las licencias». Sería el caso de proyectos para la rehabilitación de viviendas y en aquellos para la mejora de la eficiencia energética.

El presidente del Coaib en Menorca espera poder realizar estas aportaciones en la próxima Junta de Alcaldes, la correspondiente al mes de enero, con la esperanza de aunar esfuerzos y ganar en una agilidad administrativa que beneficiaría a todos los implicados.