Los proyectos se han presentado este miércoles en Alaior

1

Un total de 640 viviendas y 74 empresas de Menorca se beneficiarán de los diez proyectos de energías renovables que el Instituto Balear de la Energía (IBE) ya está desarrollando sobre cubiertas y aparcamientos de titularidad pública de Menorca, los cuales generarán una potencia de 740 kW.

El vicepresidente del Govern y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes, junto con la presidenta del Consell de Menorca, Susana Mora; el director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, y el director gerente del Instituto Balear de la Energía (IBE), Ferran Rosa, han presentado este miércoles estos diez proyectos.

Yllanes ha remarcado que con éstos se da «un paso más para lograr los objetivos marcados por la Ley de cambio climático y la Estrategia Menorca 2030 en cuanto a implantación de renovables y reducción de la huella de carbono». Asimismo, ha insistido en la vertiente social de estas instalaciones, ya que beneficiarán a unas 640 viviendas de toda la isla.

«Desde aquí hago un llamamiento para que las instituciones pongan a disposición del IBE sus instalaciones y cedan las cubiertas o los aparcamientos disponibles para que pueda hacer autoconsumos compartidos» ha añadido.

Por su parte, la presidenta del Consell de Menorca, Susana Mora, ha asegurado que su compromiso con la Estrategia Menorca 2030 «sigue intacto» y continuará colaborando y apoyando todas las acciones que sumen esfuerzos para lograr el objetivo «de devenir un ejemplo en la implantación de energías renovables».

Proyectos en Menorca

De los proyectos de instalaciones fotovoltaicas, cuatro son sobre cubiertas municipales, cuatro sobre viviendas del Ibavi y seis en aparcamientos.

Por municipios, en Ciudadela se desarrollarán tres instalaciones suplementarias a los 40 kW que ya se están construyendo sobre el colegio público Mare de Déu del Toro. Se trata de las viviendas de promoción pública de la calle Oristano (con una potencia de 60 kW), de la calle Sant Agustí de la Florida (con 40 kW) y de la sala multifuncional del Ayuntamiento en la calle Sant Antoni Maria Claret (con 100 kW). La potencia total instalada en Ciudadela será de 240 kW (200 kW provendrán de los nuevos proyectos), que beneficiarán a 252 viviendas, 24 empresas y al mismo consistorio.

En el caso de Ferreries, se impulsará un proyecto de 20 kW sobre la cubierta de las viviendas de promoción pública de la calle de Son Morera, que beneficiará a 28 viviendas y dos empresas.

En cuanto a Es Mercadal, el proyecto sobre la cubierta del edificio del Ibavi de la ronda de Ses Costes, 20, generará hasta 80 kW, de los cuales se podrán beneficiar hasta 112 viviendas y ocho empresas.

En Es Castell, se desarrollará un proyecto sobre la cubierta del polideportivo que generará hasta 100 kW de potencia con el correspondiente beneficio para 80 viviendas, diez empresas y el Ayuntamiento.

Sant Lluís, por su parte, acogerá un proyecto sobre el colegio público Sa Garriga de hasta 100 kW, que beneficiará a 80 viviendas, diez empresas y al consistorio.

Finalmente, Mahón contará con dos proyectos en 2022, uno situado en el aparcamiento Borja Moll y el otro en el aparcamiento Dalt es Cós, que generarán 100 kW cada uno. Estos 200 kW de potencia beneficiarán a 160 viviendas, 20 empresas y al Ayuntamiento.

Además de los proyectos de autoconsumo compartido, se prevé desarrollar un proyecto sobre la cubierta de la nave municipal en el Polígono de Sant Lluís para abastecer a la comunidad energética del Polígono, que se encuentra en fase de constitución. Con este proyecto se esperan poder desarrollar 80 kW.

Adicionalmente a éstos, se contará con los proyectos redactados de cuatro aparcamientos municipales más, que se espera poder ejecutar con la llegada de fondos europeos. Se trata de los aparcamientos del Polígono de Ciudadela, de Cala en Bosc, de Cala Galdana y del Polideportivo de Mahón.

La redacción de estos proyectos se encuentra en fase de licitación, y se espera poder impulsar las obras de construcción progresivamente desde el mes de abril hasta agosto, de forma que puedan estar ejecutados todos los proyectos antes de finales de 2022.

Abaratar el precio de la luz

El director general de Energía y Cambio Climático, Pep Malagrava, ha indicado que «una empresa pública de energía que se dedica a vender la energía renovable que produce y que no tiene que rendir cuenta a accionistas siempre podrá abaratar el precio de la luz que estamos sufriendo en estos tiempos».

Por su parte, el director gerente del IBE, Ferran Rosa, ha señalado que la ejecución de estos proyectos tiene una previsión de inversión total de 1,1 millones de euros.

En concreto, ha indicado que se prevé una inversión de 360.000 euros en Ciudadela, 30.000 en Ferreries, 120.000 en Es Mercadal, 150.000 en Es Castell y en Sant Lluís, y 300.000 euros en Mahón.

Asimismo, Rosa ha informado del estado del proyecto del Hospital Mateu Orfila que, tal y como ha indicado, tiene 976 kW, está en fase de obras y una vez acabado, podrá generar el 20 por ciento de la energía de todo el Hospital.