La plantación se realizará a los lados de la vía | Manolo Barro

3

El Ayuntamiento de Ferreries plantará cerca de 70 árboles en el tramo inicial del Camí de Sant Patrici, en concreto, desde el inicio de esta vía hasta la zona verde conocida como Es Repòs de S’Ull de Sol. Este proyecto, presupuestado en 32.818 euros (con impuestos), pretende «sembrar árboles de sombra, dado que el arbolado urbano y periurbano tiene unas funciones ambientales y estéticas que son esenciales para que estos ambientes cumplan unas mínimas condiciones de bienestar y salubridad, a la vez que estas mejoras repercuten directamente en una reducción de los efectos negativos que los núcleos urbanos generan en el medio natural», tal como recoge el pliego técnico.

El equipo de gobierno ha elegido esta ubicación teniendo en cuenta que además de ser un acceso principal al polígono industrial, es una vía de entrada y salida a la población y es utilizado con frecuencia como itinerario para hacer ejercicio y pasear. La actuación mejorará «el aspecto estético y la calidad ambiental», teniendo en cuenta que «esta zona no cuenta con ningún tipo de arbolado que dé sombra ni embellezca la vía».

El Ayuntamiento de Ferreries ejecuta esta actuación con fondos procedentes del Consell y que están dirigidos a llevar a cabo acciones relacionadas con espacios verdes urbanos.

La cuantía se enmarca dentro del proyecto Bgreen Menorca, una iniciativa que el Ejecutivo insular presentó a la convocatoria de 2019 de los fondos del Impuesto de Turismo Sostenible y que cuenta con un presupuesto de 750.000 euros.

El proyecto, redactado por el botánico Pere Fraga, propone la plantación de 56 álamos blancos (Populus alba) y otros 11 robles mediterráneos (Quercus pubescens) que, en este último caso, se instalarán en el tramo final de la actuación. Está inicialmente previsto que los alcorques de los álamos blancos se excaven en el asfalto de la calzada. En el caso de los robles, se plantarán en la parte exterior de la acera.