Sant Joan podrá contar con un dispositivo policial como el que se había diseñado en la última junta de seguridad de las fiestas

2

Como preveía la consellera de Presidencia, Mercedes Garrido,  hace una semana, los sindicatos que representan al cuerpo de la Policía Local de Ciutadella han alcanzado un acuerdo con el equipo de gobierno municipal para desbloquear el plante de los agentes, instaurado desde el 1 de abril, que ponía seriamente en peligro la disponibilidad de una dotación policial suficiente para las fiestas de Sant Joan.

Al mediodía de este miércoles la alcaldesa, Joana Gomila, y los representantes sindicales firmaron un documento de consenso que muestra la firme voluntad de resolver las carencias del cuerpo policial en cuanto a falta de efectivos y el retraso en los pagos, principalmente. «Al menos se restablece la confianza para que podamos ir resolviendo los problemas», indican los agentes.

La alcaldesa declinó informar sobre los términos del acuerdo alcanzado, por el momento, e indicó que lo haría «cuando lo estimemos conveniente juntamente con los refuerzos policiales», según la postura que adoptó con los representantes sindicales que también se remitieron a realizar una valoración junto a la primera edil cuando esta se lo indique.

Gomila ya se refirió hace dos semanas a que las reivindicaciones económicas de los agentes estaban prácticamente resueltas. Este diario pudo saber que el acuerdo contempla la puesta al día del Ayuntamiento en el pago de retribuciones complementarias atrasadas, en algunos casos, desde 2018. Las horas extras se abonarán en tiempo y forma y no a tres meses vista.

El compromiso municipal, además, es cubrir progresivamente las 15 plazas vacantes que hay actualmente en la Policía Local de Ciutadella, e ir sacando a oposición otras de nueva creación para ajustar la dotación policial al incremento de la población.

Del mismo modo, el Ayuntamiento de Ciutadella como han pedido otros del Archipiélago, solicitará a la EBAP que en cuanto finalice el actual curso de formación de policías locales que se hace en sus dependencias, dé comienzo un segundo curso para aumentar la disponibilidad de agentes al objeto de cubrir la falta de policías que padecen todos los municipios. Las corporaciones insistirán en que los procesos se inicien cuanto antes.

Desde el pasado 1 de abril, en claro desacuerdo con la gestión del equipo de gobierno en el conflicto, al que acusaban de no querer negociar, los policías locales de Ciutadella habían dejado de hacer horas extras para cubrir la falta de efectivos, al tiempo que habían solicitado y obtenido el apoyo de la Agrupación de Policías Locales de Balears (Aplib)para recomendar que no se desplazaran policías de Mallorca ni del resto de municipios de la Isla para prestar servicio en las fiestas de Sant Joan.

Resueltas, aparentemente, las discrepancias más acusadas, el acuerdo ha de permitir la presencia del 22 al 24 de junio de 23 agentes de Mallorca, que eran los que se habían inscrito antes del bloqueo por el conflicto y ahora deberán confirmar su voluntad de desplazarse a Ciutadella, incluidos seis policías tutores. Además se prevén entre 30 y 40 que procederían del resto de municipios menorquines. A ellos se sumarían los 42 de la comisaría de Ciutadella, incluidos los mandos. Todos estarán disponibles, además, para alargar su jornada laboral con horas extras.

Con estas cifras y la dotación de la UPR, de la Policía Nacional que llegará de Palma desplazando a unos 25 agentes especialistas en acciones de prevención y reacción, el plan de seguridad quedaría próximo a completarse en un 100 por 100 en cuanto los efectivos policiales que se precisan para alcanzarlo.