Estefanía Medina (izqda.) y sus compañeros el día que se constituyó la Corporación en 2019

10

El cruce de críticas entre oposición y gobierno en el Ayuntamiento de Sant Lluís -uno de los últimos encontronazos a raíz del problema de los amarres y fondeos no autorizados por Costas- ha dado un giro inesperado con la grave acusación de la concejala de Volem, Estefanía Medina, contra el PP, partido al que señala como promotor de una moción de censura para romper la mayoría de izquierdas que sustenta a la alcaldesa socialista Carol Marquès.

En un escrito que publica este viernes en la edición impresa «Es Diari» en sus páginas de opinión, en la sección de Cartas del Lector, Medina anuncia que no se presentará a las próximas elecciones por razones personales y adelanta un balance sobre la gestión de su área, la Concejalía de Medio Ambiente. En ese repaso de las acciones de gobierno y en respuesta a las críticas del PP sobre su «política de postureo y gestión ineficiente», deja caer la acusación de que los populares intentaron convencerla para transfugarse y «derrocar a mi equipo de gobierno, forzando una moción de censura para cambiar radicalmente el color político del gobierno municipal».

Medina asegura hacer esta revelación porque «creo que es bueno que se transmita la verdadera esencia de aquellos que dicen representan a la ciudadanía de nuestro pueblo». Afirma que la oferta del PP se produjo «hace un par de años» por un miembro de la oposición «supuestamente en nombre de todos ellos» y con «mucho desconocimiento sobre mi estructura moral y escala de valores».

Por su parte, el PP ha negado la mayor: «Desconocemos los hechos manifestados; el Partido Popular ni ha contactado, ni mantenido reunión alguna [con la concejal Medina] y menos en el sentido manifestado ésta», a la vez que «rechazamos las manifestaciones las cuales nos han sorprendido por ser totalmente falsas».