Bañistas en Cala en Forcat aprovechando la cercanía al mar para sobrellevar el intenso calor. | Josep Bagur Gomila

1

El mes de julio empieza apretando fuerte. Por segundo día consecutivo, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha decretado la alerta amarilla por altas temperaturas, entre las 12 y 19 horas, y que pueden alcanzar los 36 grados como valor máximo, preferentemente en la zona centro y de levante de la Isla.

Y es que la jornada de este lunes volverá estar marcada por la presencia de polvo en suspensión, lo que aumentará la sensación de bochorno. El cielo estará poco nuboso, y en su caso, habrá intervalos de nubes medias y altas. La temperatura seguirá sin cambios.

Y es que este domingo el termómetro ha llegado a los 34 grados en Es Mercadal y Ciutadella según los registros de la AEMET, 33 en Cala Galdana y el aeropuerto y 30 en La Mola.

Para el martes, por el momento no se ha activado ninguna alerta por calor.