Dos jóvenes sin camiseta, este miércoles en Cala en Blanes. | Josep Bagur Gomila

5

Hace mucho calor. Más calor que lo habitual. Es una realidad que nadie niega. Y la Agencia Estatal de Meteorología lo ha confirmado con los datos del balance del mes de julio. Y todas las cifras apuntan a la misma dirección, un ascenso de las temperaturas, como ya pasó en mayo y junio.

En el mes de julio, que acabó el domingo, la temperatura media en Menorca fue de 26,8 grados, lo que representa 2,1 grados más de lo habitual. El aumento de temperaturas ha sido constante, es decir no es que haya habido grandes picos (la máxima se registró en Cala Galdana el 16 de julio con 37 grados) sino que día sí y día también los termómetros han apuntado alto, con máximas que prácticamente cada día han pasado de los 30 grados. «Pese a no detectarse en Menorca una ola de calor, sí que ha habido muchos días muy cálidos», explica la delegada de la Aemet, María José Guerrero.

En este sentido, cabe apuntar que se ha batido el récord de la media de las temperaturas máximas en un mes de julio, con 32 grados, en la estación del aeropuerto de Menorca. Es la cifra más alta desde que hay registros, en 1965.

Otro dato. También se ha registrado la temperatura mínima más alta en un mes de julio desde 1988, con 25,9 grados en La Mola cuando se registró una noche tórrida el pasado 25 de julio. En cuanto a noches tropicales, es decir con mínimas que no han bajado de los 20 grados, se han contabilizado 15 (es decir una de cada dos), cuando lo normal son cuatro para todo el mes.

Noticias relacionadas

En el agua del mar también se han registrado temperaturas excesivamente altas. Lo habitual para el mes de julio es que el agua de las playas esté a 23 o 24 grados, pero este julio han llegado a los 29 e incluso a los 30 grados en algunas calas.

Precipitaciones

Las lluvias han destacado por su ausencia, por lo que ha sido un mes excesivamente seco. Lo normal es que en julio llueva poco en Menorca, unos tres litros por metro cuadrado. En los 31 días de Julio de este año no ha llovido nada. Cero. Algo que en los últimos 57 años solo había pasado en 1975 y 1984.

Agosto

Para los próximos días se espera que el calor siga apretando, ya que los termómetros oscilarán entre los 23 y los 35 grados para lo que queda de semana. «Agosto ha empezado igual que julio», destaca Guerrero. En cuanto a precipitaciones tampoco se esperan para los próximos días lluvias, que en todo caso llegarán a partir de la segunda semana de agosto.