Embarcaciones fondeadas en Sa Galera, en Ciutadella, este viernes por la mañana

8

El conseller de Medio Ambiente del Consell de Menorca, Josep Juaneda, reclama al Govern un mayor compromiso en la vigilancia contra los fondeos ilegales, especialmente en las zonas de posidonia marina. Así lo ha pedido por carta al conseller balear de Medio Ambiente, Miquel Mir.

El titular menorquín ha solicitado que los agentes de la conselleria balear de Medio Ambiente participen de forma activa en los fondeos sobre la vigilancia de posidonia, con un refuerzo de personal.

Igualmente, Juaneda pide que los agentes de Medio Ambiente también controlen los fondeos en las áreas marinas de la Isla más afectadas. En este sentido, pone el foco en la badia de Fornells.

Noticias relacionadas

Por otro lado, el conseller menorquín ha solicitado información sobre el número de acciones de vigilancia de control de fondeos ilegales que se han realizado en la bahía de Fornells y el total de actas que se han levantado durante este verano.

Juaneda recuerda que el Consell, a pesar de no tener competencias en la materia, también aporta medios para hacer frente a los fondeos ilegales. En concreto, esta temporada ha puesto una barca propia para vigilar los fondeos sobre posidonia, que empezó el servicio el 1 de julio y lo terminará el 18 de septiemnbre.

La embarcación de vigilancia tiene su base en el puerto de Fornells, que se añade a las que tiene el Govern: dos cubren la costa sur de la Isla, otra está situada en el Parque Natural de la Albufera des Grau, además de otra que se ha incorporado este año con base en el puerto de Fornells. Todas ellas están coordinadas por un operativo que centraliza los avisos de embarcaciones mal fondeadas.