Los restauradores del puerto de Ciutadella han sufrido cortes en la luz la noche del martes, la del miércoles y la del viernes en la semana punta del verano. | Josep Bagur Gomila

29

Otro apagón en el puerto de Ciutadella en horario de cena. Y van tres en cuatro días. Los restauradores de la zona no aguantan más: «Es un caos, una vergüenza, estamos abandonados», se lamenta uno de los propietarios afectados del último corte de luz, producido la noche del viernes, en pleno mes de agosto, sobre las 21,30 horas, con el restaurante a tope.

El apagón del viernes afectó a varios establecimientos, los que van del puente hasta Es Pla. Con las terrazas llenas, y con largas colas de espera, los restauradores impotentes no podían atender las meses, «los clientes estaban crispados, nos culpaban a nosotros. Con esta precariedad no se puede trabajar», se lamentan.

Noticias relacionadas

El martes, sobre las 23 horas, ya hubo un apagón en la misma zona, que afectó a cerca de 600 abonados. Y el miércoles se repitió más o menos a la misma hora. «Es un desastre, son demasiadas veces y nadie se hace responsable», además de «la mala imagen que damos», comenta uno de los restauradores afectados, que no esconde su «indignación, frustración e impotencia» ante los reiterados cortes que se traducen en pérdidas.

Un verano de apagones

Los tres cortes de luz del puerto de Ciutadella no son los únicos que se han producido este verano en Menorca. Al menos se han registrado siete apagones en un mes. El primero afectó a Calesfonts, también en horario de cenas, otro dejó sin electricidad durante más de tres horas a todo el pueblo de Es Castell, un tercero afectó a Ciutadella y un cuarto a Fornells, además de los tres de esta semana del puerto de Ciutadella.