La carretera general está registrando los mayores niveles de tráfico de vehículos desde que se mide la intensidad del tránsito, | Josep Bagur Gomila

24

El mes de julio de 2022 ha dejado un nuevo registro histórico en la Isla. Esta vez de movimiento de vehículos en sus carreteras. Según los datos de intensidad diaria del tráfico recopilados por el Consell, el mes pasado las cuatro estaciones de control situadas en diversos puntos kilométricos de la carretera general (Me-1) registraron el paso diario de una media de 19.837 vehículos, una cifra sin precedentes que supone prácticamente mil más (911) que en el mismo mes de 2019, antes de la pandemia, el año que hasta la fecha marcaba el nivel máximo de presión sobre la principal arteria viaria menorquina.

En todos los puntos monitorizados de la ‘general’ se han alcanzado niveles de circulación nunca antes vistos y llama especialmente la atención los 21.704 vehículos diarios de media registrados en el punto kilométrico 22, a la altura de la entrada a Es Mercadal por el oeste. Aunque el valor máximo registrado nunca en un mes de julio se ha obtenido en la estación ubicada en la carretera Maó-Sant Lluís (Me-8), con una media diaria de 24.387 automóviles de todas las tipologías, alrededor de un millar más que el año pasado y que en 2019.

Si tomamos las nueve estaciones con datos actualizados repartidas en sendos puntos de la red viaria menorquina, de nuevo aparece un registro inaudito. El mes pasado transitaron por esos puntos de recuento una media de 16.336 vehículos diarios, 708 más que un año atrás y 380 más que hace tres, con un aumento del 2,4 por ciento. La media histórica de tráfico que ha soportado la red insular de carreteras queda lejos, en los 14.606 vehículos, y nunca se había superado la barrera de los 16.000.

La estadística de Intensidad Media Diaria (IMD) del tráfico permite observar separadamente la evolución del tráfico de vehículos ligeros (básicamente coches y motocicletas) y de vehículos pesados (sobre todo camiones, pero también autobuses). En ambos casos se alcanzan cotas insólitas, pero en valores relativos se ha incrementado con más fuerza el de los segundos. El tráfico de transportistas ha crecido un 35 por ciento, mientras que el de coches lo ha hecho un 0,9 por ciento, siempre en la comparación con el último año libre de restricciones, 2019.

Excepciones

Noticias relacionadas

Poniendo el ‘zoom’ en el comportamiento de las nueve estaciones de control de intensidad del tráfico analizadas se observa como hay algunas excepciones en las que los niveles de circulación de vehículos no se han recuperado tras la pandemia, en las que no se registran récords históricos e incluso en las que baja en comparación con el año pasado, como es el caso de la Vía Ronda de Maó, que este mes de julio ha dado valores bajos solo comparables a los de 2020, en plena pandemia.

Llama la atención el caso del tráfico contabilizado en la estación ubicada en la carretera Maó-Es Castell (Me-2), en la que el mes pasado el valor medio diario fue de 15.489 vehículos, solamente un 1,3 por ciento más que el año pasado, pero sensiblemente inferior al del año 2019 (882 vehículos diarios menos, un 5,4 por ciento). El de 2022 es uno de los valores más bajos desde el año al que se remontan estas estadísticas, 2002. De hecho el récord histórico en un mes de julio sigue marcado en el año 2004, con 19.190. Hay que recordar que Es Castell ha empezado a aplicar este año una importante restricción de acceso rodado al centro del municipio.

Otra estación de medición del tráfico, la situada en el punto kilométrico 2,4 de la carretera Maó-Cala en Porter, antes de llegar a la rotonda del aeropuerto, presenta un comportamiento muy similar al de antes de la pandemia. La media de 14.692 vehículos diarios suponen un incremento de apenas un 1,6 por ciento en relación a 2019 (233 vehículos más), aunque en la comparación con el año pasado han pasado una media diaria de 938 vehículos más, un aumento del 6,4 por ciento. El registro máximo de la serie histórica en esta vía de acceso al aeropuerto y a núcleos urbanos como Sant Climent, Binixíquer, Binidalí o Es Canutells sigue establecido en el año 2018, cuando en julio circularon 17.513 vehículos, la inmensa mayoría ligeros.

Un punto de la red viaria en la que sí se ha batido el récord de intensidad de tráfico de vehículos es la carretera de acceso a las urbanizaciones del sur de Ciutadella. En la vía que une Ciutadella con Cap d’Artrutx (Me-24), con la estación ubicada a la altura de Santandria, se ha contabilizado en julio el paso de una media de 18.003 vehículos, 866 más que en 2021. No obstante hay que tener en cuenta que la medición en este punto no se puede comprar con el año 2019, en el que no hubo registros. Mencionar que en el Camí d’en Kane, cerca de Es Mercadal, este julio el volumen de tráfico ha sido el más bajo de la serie histórica, con una media de 499 vehículos diarios.