Muchos delincuentes multireincidentes en Ciutadella durante estos meses.

6

Era un comentario a voces entre los abogados del turno de oficio que asisten a detenidos en Ciutadella. Tanto es así que las cifras de criminalidad ofrecidas ayer por la Secretaría de Estado de Seguridad, dependiente del Ministerio del Interior, han venido a atestiguarlo. Los delitos contra la propiedad han aumentado considerablemente de un año a otro, especialmente en la ciudad del poniente insular.

Los delitos han crecido prácticamente en un 20 por ciento en el primer semestre del año, en comparación con el mismo periodo de 2021. Y la diferencia más acusada está en los robos con fuerza en establecimientos y otras instalaciones, en la sustracción de vehículos, que han pasado de 12 a 20, y sobre todo en los hurtos. De estos últimos se han producido 323 en medio año, un 24 por ciento más, lo que supone dos denuncias de estos delitos al día.

El incremento de esta tipología de delitos, los robos con fuerza, cobra especial significado en la ciudad del poniente insular, donde la diferencia alcanza el 89 por ciento. Fueron 27 el año pasado en los primeros seis meses, y en este 2022 ya se han denunciado 51, según la información que facilitan los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado al Ministerio del Interior para la elaboración de la estadística.

La existencia de más urbanizaciones en el municipio ciutadellenc, segundas residencias vacías, son más sugerentes para los amigos de lo ajeno, aunque los robos también han proliferado reiteradamente en el núcleo urbano, a cargo de varios delincuentes habituales que han sido multireincidentes.

Noticias relacionadas

Del mismo modo, los hurtos presentan una subida notable del 42 por ciento en Ciutadella, pasando de 148 a 210. En Maó, en cambio, en el mismo balance, los delitos contra la propiedad han descendido de 25 a 19 y los hurtos solo han crecido un 15 por ciento.

En cifras generales, en Ciutadella los delitos se han elevado en un 32 por ciento respecto al año anterior, mientras que en el otro punto de la Isla han alcanzado el 17,5 por ciento. En total se han contabilizado 1.866 delitos en Menorca de enero a junio.

La tasa de criminalidad está en 39,5 delitos o faltas por cada 1.000 habitantes. Estas cifras hacen que Menorca conserve su cartel de lugar más tranquilo del Archipiélago. La tasa está en 66,7 en Eivissa, 58,2 en Mallorca y 49,5 en Formentera. Balears sigue siendo la comunidad con mayor incidencia delictiva, con 57,7 delitos por cada 1.000 habitantes.

Delitos sexuales

Del mismo modo, el balance de criminalidad del primer semestre en Menorca observa que han aumentado las infracciones de carácter sexual en un 35,3 por ciento. Se han denunciado hasta tres violaciones (agresiones con penetración) frente a una el año pasado en el mismo tiempo.
Descienden, en cambio, los delitos por tráfico de drogas, que pasan de 9 a 8, y mantienen así una dinámica congelada puesto que en el primer trimestre tampoco aumentaron respecto al ejercicio anterior.