A la izquierda, una riada provocada por la tormenta en Cales Fonts (Es Castell) y a la derecha impresionantes bolas de granizo que han caído en la Isla. | @Guillemenorca y @bielmercadal1

8

La inestabilidad meteorológica sigue en Menorca, después de noche también pasada por agua con 10.000 rayos. Una línea de tormentas ha cruzado toda la Isla este jueves al mediodía, con una fuerte granizada que ha sorprendido por el tamaño del granizo y por la fuerza con la que ha caído.

El hielo, junto con la lluvia, ha dado lugar a auténticas riadas, como la que se ha visto en la bajada de Calesfonts en Es Castell.

La zona de Ciutadella ha sido la más afectada. En tan solo una hora, de 14 a 15 horas, se han contabilizado 34,6 litros.

El frente ha empezado a entrar por el oeste de la Isla a las 14 horas, ya con fuertes vientos en primer lugar y después con la granizada. En algunos lugares, ha sido de un tamaño de entre un centímetro y seis, «como un huevo de gallina», o «pelotas de tenis» han descrito en redes sociales.

Además, el viento ha soplado con fuerza, con rachas de hasta 89 kilómetros por hora a las 15 horas en el aeropuerto.

Noticias relacionadas

Durante esta hora en la que ha pasado esta fuerte tormenta también han caído 8,4 litros por metro cuadrado, mientras que en el aeródromo han sido 11,6.

La temperatura ha bajado considerablemente: entre las 14 y las 15 horas se ha registrado un descenso pronunciado de temperaturas, alcanzando una mínima de 17,6 grados a las 14.30 horas, hasta 7,3 grados menos que 24 horas antes.

La precipitación ha cruzado la Isla hasta llegar a la zona de levante en poco más de 45 minutos.

En sitios como Ferreries, el campo de fútbol se ha cubierto de blanco en tan solo un minuto. El tamaño del granizo ha roto cristales de ventanas y coches.

En las redes se han sucedido numerosas imágenes de la granizada y de la intensidad de la lluvia.