Spot Menorca Talaiòtica | Youtube: Consell Insular Menorca

3

La Menorca Talayótica cuenta con un nuevo aliado en su carrera hacia la designación como patrimonio de la humanidad por parte de la Unesco. El próximo jueves, 2 de diciembre, tendrá lugar el estreno de «Menorca Talaiòtica, una odissea ciclòpia insular» en la Sala de Audiencias del Claustre de Maó (19 horas).

Se trata de una nueva herramienta promocional impulsada por el Consell para apoyar una candidatura que precisamente este viernes inicia su recta final con la defensa del expediente frente al panel de expertos de Icomos en París.

La finalidad de este proyecto audiovisual es «afrontar el desafío de seguir velando por la conservación del patrimonio talayótico y aprovechar la oportunidad de descubrir y compartir este viaje, un viaje a través de una civilización que sigue viva y presente en cada paisaje del isla», recuerdan desde el departamento de Cultura.

El documental es una travesía  por la historia de Menorca que ronda los 40 minutos de duración. Un trabajo desarrollado por la productora mallorquina Espiral Producciones TV dirigido por Manu Balaguer. Dicho realizador explica que el audiovisual parte de dos premisas principales. Una de ellas es «la voz de la Isla», a través de una locución femenina, que nos narra no solo cómo era la época talayótica, sino que nos traslada hasta la actualidad. «Es una voz que nos recoge en el pasado y nos conduce al presente, y lo hace de una forma entrañable», apunta Balaguer.

La segunda línea se simultanea «con la voz de los pobladores actuales» a través de diferentes testimonios que explican la historia alrededor de la Menorca Talayótica. A lo largo de su metraje se recogen intervenciones de hasta 17 participantes, la mitad de ellos arqueólogos, pero también un astrónomo, un geólogo o un payés, entre otros perfiles. También aparece Cipriano Marín, el supervisor del nuevo expediente de la candidatura de Menorca Talayótica.

En el trailer que este jueves se presentó ya se puede intuir la que Balaguer defiende como una de las señas de identidad del documental: «Excepto las entrevistas, todo está hecho con la cámara en movimiento». También se ha apostado por las imágenes aéreas para expresar «la integración de la arquitectura en el paisaje». Todo ello acompañado por la música de Eduardo Arbide, compositor que ha trabajado en cine en títulos como «El Bola».