Albert Torres y Mar Bonnín (con su hijo Martí), al salir de la iglesia de Secar de la Real. Foto: A.T.B.

El ciclista de Ciutadella, Albert Torres, y la ex ciclista mallorquina, Mar Bonnín, al fin han podido contraer matrimonio. En marzo del 2020 el corredor del Movistar Team y su esposa, tras más de trece años de noviazgo, iban a dar el paso definitivo de casarse. Lo tenían todo: la fecha, el lugar de la ceremonia, el viaje de novios... Todo listo, aprovechando el parón que tenía el corredor menorquín en su temporada. Sin embargo, todo cambió cuando saltó la crisis de la pandemia de la covid-19, que acabaría dejando a Torres y Bonnín con el 'sí quiero' en la boca.

Este fin de semana, más de dos años después de la fecha inicial, el 'pistard' menorquín y Bonnín han contraído al fin matrimonio, en la iglesia palmesana del Secar de la Real y en una ceremonia oficiada por el titular de la parroquia de Sant Esteve de Ciutadella, Bosco Faner, desplazado expresamente a Palma de Mallorca para casar al campeón del mundo de Madison del 2014.

Albert Torres y Mar Bonnín, en este sábado 5 de noviembre del 2022 que quedará ya para siempre en su calendario vital, tuvieron ya un compañero de boda muy especial, su hijo Martí, además de a toda la familia de la mallorquina y el grueso del ciutadellenc.

Después de una emotiva celebración nupcial en Secar de la Real, todos los invitados a esta boda que tanto se ha hecho esperar, se desplazaron a Son Mesquida, una finca alejada de Palma, para cerrar un día inolvidable para un Torres que tras el covid-19, también tuvo que aplazar su matrimonio por los compromisos profesionales; entre ellos, los Juegos Olímpicos de Tokio o el Tour de Francia.