La ministra de Turismo, Reyes Maroto, anunció en septiembre que el programa de vacaciones del Imserso -cancelado desde marzo de 2020 por la pandemia- iba a reactivar la temporada baja. Los viajes tenían que haber empezado a comercializarse a principios de septiembre para que los jubilados pudieran viajar a partir de octubre, pero ahora el Instituto de Mayores y Servicios Sociales, adscrito al Ministerio de Derechos Sociales que dirige Ione Belarra, admite que hasta finales de febrero o principios de marzo no llegarán a Balears los primeros turistas senior financiados por el Gobierno.

Hoteleros, agencias de viajes, transportistas y aerolíneas critican a los gestores del programa, que iniciaron las ventas el 14 de diciembre. Las compañías aéreas desconocen la programación de vuelos a las Islas, y hay hoteleros de Mallorca y Eivissa que están cancelando contratos al no haberse cumplido los plazos de ejecución. Ha trascendido que, por primera vez, no se venderán el cien por cien de las plazas. Es el momento de que tanto la ministra de turismo como la de Derechos Sociales den explicaciones por los retrasos que están dando al traste los viajes del Imserso 2021-2022.