El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció ayer que el Ejecutivo central bonificará el transporte ferroviario en Mallorca, lo que supone que asumirá el coste de los billetes durante tres meses, desde el 1 de septiembre hasta final de año.  Sánchez aludió al debate del estado de la Nación, el pasado 12 de julio, cuando comunicó que el Gobierno costeará la gratuidad del cien de por cien de los trenes de Renfe para hacer frente a la inflación.

Pero esta medida excluyó a Balears, que carece de trenes de Renfe, ya que sólo Mallorca cuenta con servicio ferroviario a cargo del Govern. No concretó Pedro Sánchez el coste de esta iniciativa para el Gobierno, a la que hay que añadir los descuentos de hasta un 70 por ciento en los billetes de autobús en Menorca y Pitiusas, porque estas islas carecen de trenes. Al faltar menos de un mes para que empiece a aplicarse es preciso conocer de qué manera se gestionará para acogernos a estas bonificaciones.

No hubo novedades en torno a la parte fiscal del Régimen Especial aprobada en febrero de 2019 que sigue sin aplicarse al estar paralizada en el Congreso de los Diputados. Pedro Sánchez se limitó a señalar que sigue su tramitación parlamentaria, pero la realidad es otra: el PSOE y Podemos mantienen bloqueadas estas medidas fiscales, que han aplazado en 28 ocasiones. Ya no se pueden demorar más.