La interpretación y la expresión a través de la música forma parte de la identidad de los menorquines en todas sus formatos y ritmos. Desde la Semana de la ópera de Maó -en el Principal, el teatro más antiguo de España- a las orquestas, coros, grupos; junto con los festivales de Ciutadella y Maó, gracias al esfuerzo y la perseverancia de Joventuts Musicals. Ayer el 14 Foro Illa del Rei analizó y debatió las inquietudes de Menorca con la música con la directora del Conservatorio de Música, Mar Vidal; la soprano y gestora cultural Maria Camps; y el barítono Joan Pons, el mejor cantante de ópera que ha dado la Isla. La tradición musical menorquina se expresa hoy a través de la Orquestra de Cambra Illa de Menorca, la Capella Davídica de la Catedral de Ciutadella; las corales ‘Moments a cor’ ‘Sant Antoni’ y ‘Canticus’ del Centro Cultural de Alaior, los espectáculos que organiza Pedra Viva, los ‘Fosquets de Lithica’ en las canteras de s’Hostal de Ciutadella, el Menorca Jazz Festival, los ciclos de conciertos de órgano Baleorganum y Festival d’Orgue del Socors; y los festivales de música antigua de Es Migjorn Gran y Maó; el Cranc Festival, el Menorca Music Festival y el Lazareto Music Gastrofestival. Mantiene vivo su compromiso con la música, que hoy constituye uno de los grandes atractivos de la Isla.