Rosa López en una imagen del próximo programa de 'Lo de Évole'. | La Sexta

2

Rosa López será la próxima entrevistada de Jordi Évole en La Sexta. La cadena ya ha emitido un avance de este programa en el que la artista se sincera como nunca y habla sobre los duros momentos que ha pasado desde que se convirtió en ganadora de Operación Triunfo. En Lo de Évole, la artista explica los problemas que tuvo con Hacienda y es que su propio gestor reveló irregularidades en una de sus declaraciones: «Él mismo me dijo que había un problema con Hacienda, que no había justificado 80 millones de pesetas», confiesa al periodista.

Además de los problemas económicos, la artista critica que no se sintió apoyada y que muchas personas le dieron la espalda: «Me hubiera gustado en muchas ocasiones sentir más empatía, ¿por qué no empatiza nadie conmigo? Todo el mundo quiere sacar tajada de mí». Y es que Rosa se ha sentido utilizada en muchas ocasiones: «Lo que pasa que un artista tiene que decir que todo va perfecto y que económicamente le va perfecto y no es así», reflexiona en el programa.

En el avance, la cantante también habla sobre su cambio físico: «Me preguntaron qué estaría dispuesta a hacer por entrar al programa y dije que perder peso. Creía que era lo que querían escuchar». Y es que, en aquella época, se dejaba influenciar mucho por la opinión del público: «Si fuese más delgadita, con los dientes derechos, sin gafas, hablando mejor....», pensaba. Unas palabras a las que Évole responde de forma clara, con una crítica hacía la industria musical: «Nos enamoramos de una cosa que luego lo que hicimos fue transformarla». Este programa íntegro se podrá ver el próximo domingo a partir de las 21:25 horas en La Sexta.

Respecto al terreno sentimental, López mantiene una relación con el policía local Iñaki García desde hace más de un año. Ambos protagonizaron una exclusiva el pasado mes de febrero y, aunque por el momento no van a pasar por el altar, a la artista le gustaría tener hijos. «Voy tarde ya, pero el día que sea madre, me muero. Veo un niño y se me cae la baba, quiero uno», aseguró en una conocida revista.