Marta Riesco ha abierto la posibilidad a una reconciliación con Antonio David este domingo en Viva la vida.

0

Marta Riesco ha abierto la posibilidad a una reconciliación con Antonio David este domingo en Viva la vida, después de haberle puesto punto y final hace tan solo dos días. «Ayer pasé el peor día de mi vida, no me quería levantar de la cama«, reconoció. «No he hablado con él desde el viernes, no lo he intentado. Es la primera vez que estamos tanto tiempo sin hablar».

La colaboradora ha hecho públicas una serie de exigencias que quiere que se cumplan para que retomen su relación y le permitan tener el sitio que ella considera que merece en su vida. «Yo nunca pensé que esto fuera a ocurrir, no me lo podía imaginar. Perdí la esperanza de que fuera a venir 10 minutos antes de que empezara el programa (Ya son las ocho)», afirma.

«Fue algo planeado por parte de los dos (el cumpleaños). Rocío Flores no tiene nada que ver con que no haya venido. El único culpable que hay es él. Para mí no es un motivo de peso», ha aclarado. «A él le habrá sentado mal que lo haya dicho, él se pensaría que yo lo iba a excusar. No me arrepiento de haberlo dicho, me arrepiento de haberme ilusionado y luchado por algo que no se ha producido», ha sentenciado.

Marta Riesco se ha mostrado decepcionada porque su cumpleaños iba a ser «el momento en el que íbamos a tener una vida normal, que yo estaba deseando tener y por su familia no lo habíamos tenido». «Yo estoy triste y dolida, he aguantado muchas carencias en mi relación. Estoy alucinando con que no me haya llamado porque me vio rota.», le ha reprochado.

«Él está enamoradísimo. A mí no me ha importado lo que se ha dicho de él porque estaba enamorada y he tirado para adelante con todo. Creo que quiere casarse conmigo y tener hijos, por lo que hemos hablado, yo sí quiero», ha recordado.