Dos niñas juegan en el metro de Kiev, su hogar desde que empezaron los bombardeos. | Twitter: @HannaLiubakova

El metro de Kiev es uno de los lugares más seguros de la capital de Ucrania cuando suenan las alarmas antiaéreas. Tras casi un mes de invasión y bombardeos periódicos las galerías y estaciones que hace apenas una semana conectaban la ciudad bajo tierra hoy son el hogar de miles de kievitas cuyas casas y barrios han perecido bajo el fuego ruso. Son ya muchos días en el metro de Kiev y los niños, al fin y al cabo, son niños.

Un vídeo se ha hecho muy popular en las últimas horas a través de las redes sociales. En él se aprecia a un par de criaturas utilizando una rampa del metro casi como si fuera un tobogán. En los tiempos críticos que corren en Ucrania resulta una imagen emotiva e inspiradora. Es lo más parecido a un parque que las niñas de las imágenes tienen a mano, en mitad de una ciudad asediada por la guerra.

Noticias relacionadas

No es la primera vez que los niños adquieren el protagonismo en el marco de la actual invasión rusa de Ucrania. Recordemos el caso de la niña ucraniana que cantaba el tema principal de Frozen en un búnker, y que acabó haciéndolo ante un auditorio mucho mayor, en un concierto de apoyo a las víctimas de la guerra. Este último y emotivo vídeo, en cambio, ha sido difundido por la periodista bielorrusa Hanna Liubakova, quien desde el inicio de la invasión se ha significado en contra de la acción belicista de Vladímir Putin. Sobre el mismo, Liubakova admite que «se me rompe el corazón». En un día tan solo en Twitter el vídeo ha sido reproducido más de medio millón de veces.

En este otro documento, la periodista da cuenta de que muchos bielorrusos «están en contra de la invasión rusa y la guerra en Ucrania. Hasta cierto punto, Bielorrusia está bajo otra invasión. El pasado domingo, cerca de 1.000 personas fueron detenidas, protestando contra la guerra. Quienes sabotean o destruyen carreteras y ferrocarriles son acusados ​​de terrorismo» denuncia ante aquel que quiera escucharla.