Imagen de archivo de un supermercado Lidl. | Pexels

14

Lidl se ha convertido este lunes en tredding toppic por un vídeo en el que se puede ver cómo un grupo de personas retiene a un hombre que supuestamente había robado una caja de gambas de uno de estos conocidos supermercados. Las imágenes, que han sido grabadas en Alicante, han circulado rápidamente en Twitter y muchos usuarios han comentado la actuación de estos clientes, tanto a favor como en contra. Una gran cantidad de tuiteros ha criticado esta actitud ya que consideran que el precio de este producto, nueve euros, no es tan elevado como para actuar de este modo.

«Espero que estén orgullosos, ahora el Lidl podrá llegar a fin de mes. Esta gente es la que luego se la suda que estén desahuciando a su vecino», «Ojalá un país que defendiera la sanidad pública como si fueran cajas de gambas del Lidl» o «Los supermercados tiran cada año 7 millones de toneladas de alimentos, pero ayer Manolo contó orgulloso a sus amigos cómo se abalanzó sobre un pobre porque se había llevado una caja de gambas de un Lidl», son algunos de los comentarios que se han podido leer en la conocida red social.

Otro usuario ha hecho un análisis más profundo de la situación: «La persona, retenida con violencia, se llevaba una caja de langostinos congelados en Navidad, realizaba un hurto. Vamos una falta. Es un delito mucho mas grave el que comenten los que le retienen utilizando la fuerza bruta». Eso sí, también ha habido personas que han apoyado a los ciudadanos del vídeo: «Yo empatizo más con los empleados de Lidl que tendrán que pagar de su bolsillo las gambas cuando hagan el recuento lo que un jetas se quiso llevar por la cara».