Todos los representantes públicos del pueblo balear más los integrantes del Consell de Govern podrán ser juzgados por los tribunales ordinarios. | Pere Bota

4

La mayoría del Senado ha aprobado este miércoles de forma definitiva la reforma del Estatut d'Autonomia de Baleares para suprimir los aforamientos de sus diputados autonómicos y los miembros del Govern con el fin de que puedan ser juzgados por tribunales ordinarios. De este modo, la norma entrará en vigor una vez sea publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE). En concreto, 251 senadores han brindado su apoyo a esta reforma estatutaria, que ha contado también con 12 abstenciones y ningún voto en contra.

El Parlament balear aprobó por unanimidad esta reforma de su Estatut en el mes de noviembre del año 2018 al entender que el fuero es percibido por la sociedad como «un privilegio que distorsiona el principio de igualdad» de todos los ciudadanos ante la Justicia. Y, como marca la ley, la remitió al Congreso para su ratificación definitiva.

Aunque la Cámara Baja la tomó en consideración hace dos legislaturas, su tramitación quedó congelada como consecuencia de los procesos electorales de 2019 y fue hace unos meses cuando finalmente las Cortes han vuelto a retomar esta tramitación, que ha acabado ahora de manera definitiva. Durante el debate en el Senado, han tomado la palabra senadores de MÉS per Mallorca, ERC, Ciudadanos, PP y PSOE, que han coincidido en poner en valor la importancia de esta reforma estatutaria que acabará definitivamente con los aforamientos.

Esta reforma del Estatut balear, que afectará a 59 diputados del Parlament y a los miembros del Govern balear, no es la única, sin embargo, que ha pasado por el Congreso en los últimos tiempos. Canarias, Murcia, Cantabria y La Rioja también modificaron sus respectivos textos estatutarios para acabar con los aforamientos políticos. El debate sobre acabar con el aforamiento de los políticos cobró protagonismo cuando en 2018 el Gobierno anunció que iba a estudiar una reforma constitucional para eliminar esta protección, pero la idea no llegó a traducirse en una propuesta.