Aeropuerto de Menorca

15

La multa de 25.000 euros impuesta a Iberia por pedir el test de embarazo a las aspirantes a trabajar en la compañía -que a raíz de la sanción, ha decidido retirar-, se impuso a raíz de la denuncia planteada por una mujer menorquina, Barbel Espin. Esta joven psicóloga de Es Castell ha logrado doblegar a una gran compañía aérea pero no ha sido un camino fácil, sino más bien todo lo contrario: ha tenido que pelear contra la incomprensión a su alrededor.

Lea la noticia completa en la edición impresa del 11 de julio en Kiosko y Más