Imagen de archivo de la playa del Arenal d’en Castell, que se tuvo que cerrar dos días al baño

26

El PP de Menorca asegura que el Consell debe liderar las soluciones a la coloración que han adquirido en los últimos días algunas playas de la Isla, «como administración competente en la cooperación con los ayuntamientos». Entienden los populares que ya «es un problema generalizado que requiere una respuesta global». De hecho, han localizado casos en calas de cinco municipios.

Para el PP «el cierre de las playas genera incomodidades a menorquines y visitantes, causa pérdidas a trabajadores, autónomos y empresarios de las playas afectadas ante la menor afluencia de bañistas y ofrece una mala imagen de nuestro principal activo». Como primera vía de actuación, el partido de la oposición en el Consell considera que «es preciso disponer de un análisis serio y objetivo de las causas que están provocando la coloración y disponer de mecanismos para que las aguas vuelvan a su estado natural cuanto antes y prevenir que se vuelvan a producir».

Considera el PP que tiene efectos sobre el producto turístico «ya que afecta a la imagen de toda Menorca en general y genera una mala experiencia de usuario a nuestros visitantes que no nos podemos permitir, ya que es todo lo contrario que la fidelización de los mismos».

El PP espera que «no se pierda ni un minuto más y se pongan en marcha los mecanismos que sean necesarios para encontrar de forma urgente una respuesta ante este problema». Y añade, «el Consell Insular no solo está para prohibir y sancionar, sobre todo debe dar respuestas de forma ágil a los problemas que tienen los menorquines».