La ambulancia de Alaior se ubica desde marzo en el centro de salud de Es Mercadal | Josep Bagur Gomila

La ambulancia de refuerzo que cubre la temporada estival en Menorca brilla por su ausencia este año, a pesar de la petición de los técnicos sanitarios que temen por la situación actual a medida que aumenta la población por la llegada de turistas. El sábado, sin ir más lejos, no hubo vehículo disponible para trasladar a una mujer herida en Cala en Porter, a la que tuvo que evacuar al Hospital el coordinador de playas de la Policía Local de Alaior ya que las dos ambulancias de Maó y la de Es Mercadal estaban realizando otros servicios.

El IB-Salut no tiene intención de aportar este vehículo sanitario, como hace cada año, entre el 15 de junio y finales de septiembre, para sumarse a los 5 existentes, como informó a los responsables del servicio durante la pandemia, aunque no se lo ha comunicado oficialmente. Las ambulancias de refuerzo sí están ya operativas en Mallorca y Formentera. En mayo la Conselleria señaló que monitorizaría el servicio en Menorca para obrar según las necesidades, dado que entonces no era necesario que el refuerzo se iniciara el 15 de junio como es lo habitual.

El sindicato de Técnicos de Emergencias Sanitarias FS-TES en Menorca, ha mostrado su preocupación por esta carencia después de haber propuesto que la ambulancia de refuerzo se incorporara el 1 de julio, vista la llegada de turistas a la Isla. Sin embargo, el IB-Salut no ha respondido a su petición en la que además la formación sindical sugería que fueran los técnicos de la empresa pública Gsaib, que han hecho el control sanitario en puertos y aeropuertos hasta el 30 de junio, los que fueran recolocados en la ambulancia de refuerzo para que su incorporación fuera más rápida, pero la sugerencia no ha sido atendida.

Los sanitarios observan que «el IB-Salut nos da a entender que no hay intención ni voluntad de aumentar los recursos de ambulancias SAMU061 en Menorca».

Recuerdan que el trabajo se ha doblado no solo por el aumento de la población desde la llegada de turistas, sino porque en cada servicio se toman las medidas de protección tanto para los técnicos como para los pacientes, limpieza y desinfección de ambulancia y material, lo que supone un tiempo de demora importante para atender la siguiente salida. Denuncian que se hacen los traslados de pacientes positivos de la covid-19 con los mismos recursos de personal, ya que el IB-Salut decidió prescindir del refuerzo de la ambulancia y el personal específico para este cometido cuando finalizó el periodo de máxima concentración de positivos.