Uno de los parquesm de 46 MW se ubicará entre las fincas de Binifaell Vell y Son Orfila | Josep Bagur Gomila

19

Hasta ahora no se conocía prácticamente nada del que va a ser el principal proyecto de energía solar fotovoltaica de Menorca, por encima incluso de la ampliación de Son Salomó. Como había adelantado «Es Diari» lo promueve el fondo de inversión Qualitas y se iba a ubicar en la zona de Llevant. Finalmente, el proyecto acaba de salir a exposición pública y ya se puede concretar dónde se instalarán los 90.216 paneles solares que están previstos.

Lo que en principio se había concebido como dos proyectos separados se tramita ahora como uno solo. Por una parte está un parque de 46 MW (megavatios) entre las fincas de Binifaell Vell y Son Orfila —situadas al sur de la carretera general, entre Talatí yRafal Rubí— y por otra uno de 14 MW rodeando la actual subestación de Sa Dragonera. La superficie afectada son 40 hectáreas.   

Para hacerse una idea comparativa de la magnitud, la potencia total es de 60 MW frente a los 50 MW de la ampliación de Son Salomó. Este proyecto aportará por si solo un 23 por ciento del objetivo final de energías limpias del plan Menorca 2030.

Noticias relacionadas

La inversión prevista para hacerlo realidad roza los 58 millones de euros y, como novedad, el promotor prevé la instalación de baterías de iones de litio que permitan almacenar la energía producida durante las horas de sol y liberarla durante la noche o cuando el tiempo esté nublado. Para ello se instalarán 42 armarios de la marca Tesla, que en total suman una potencia de operación de 30 MW si se descargan durante cuatro horas.   

Los dos primeros bloques del proyecto en las fincas de Binifaell Vell y Son Orfila se sitúan a ambos lados del Camí de sa Serra, muy cerca del Camí d’Algendar. Se trata de suelo rústico general sin protección específica y está previsto construir una conducción subterránea de evacuación de la electricidad generada hasta Sa Dragonera. Transcurrirá por debajo del Camí de Talatí y del Camí Vell de Maó a Alaior, junto al poblado talayótico.

Como la planta actual de Red Eléctrica no está preparada para recibir esta cantidad de electricidad, los promotores tendrán que construir su propia subestación enSa Dragonera al lado de las nuevas baterías Tesla.

El proyecto, que se halla actualmente en exposición pública, se tramita mediante una Declaración de Interés Estratégico junto a la evaluación de impacto ambiental. El promotor sostiene que la actividad de generación de energía solar fotovoltaica es compatible con la apicultura y la ganadería ovina. Afirma que las placas estarán elevadas del suelo 80 centímetros y, por tanto, las ovejas podrán pastar libremente por las tanques como hasta ahora.