La centralita de infocovid gestiona desde Palma las llamadas que se reciben desde todo el archipiélago | Jaume Morey

11

autogestión desde casa a través de herramientas informáticas es la solución que arbitra la Conselleria de Salud del Govern para rebajar la tensión del colapso que ya experimentan los centros de Atención Primaria, resultado de la virulencia contagiosa que ofrece la sexta ola de contagios.

La situación se ha desbordado con cifras impensables, el doble de las máximas que ha registrado la pandemia en Menorca, y la capacidad del sistema no da para más. Como quiera que apenas una cuarta parte de los contagios que se notifican al día necesitan ayuda médica, Salud ha apostado por el cambio hacia la autogestión digital para pacientes leves o asintomáticos.

«La tendencia es que puedan ser el máximo de autosuficientes con herramientas adaptadas que se lo faciliten, porque no hay más remedio», admite Maties Torrent, jefe de Epidemiología del Área de Salud de Menorca. Toda la autogestión que pueda hacer el paciente «es una mejora que permitirá rastrear a más gente». De esta forma los profesionales podrán esmerarse con los casos más graves y de personas vulnerables dado el alud de contagios.

A partir del lunes en Menorca si alguien presenta síntomas o ha sido contacto estrecho de algún positivo y sospecha puede acceder a www.ibsalut.es/autorastreigcovid y pedir cita para una prueba diagnóstica. No es necesario que llame a ningún teléfono informativo. Si la prueba es positiva, la persona en cuestión recibirá el enlace a una herramienta de autorrastreo que podrá reenviar a todos sus posibles contactos estrechos para que respondan un cuestionario que determinará si efectivamente lo son.

La misma web tendrá dos partes más que aún se tienen que habilitar. Una recogerá toda la información y consejos para ayudar a quienes tienen síntomas a saber qué deben hacer en cada caso. La otra parte facilitará la gestión de la baja médica desde casa. A día de hoy hay que acreditar delante de un sanitario ser positivo para obtener la baja con lo que se evita la picaresca.

De forma paralela a esta web, también se trabaja en la plataforma para que la validación pueda hacerse a través de las farmacias a las que se acudirá para hacerse un autotest. En caso de ser positivo se le validará y se enviará la información a Salud y a Inspección Médica.

Fuera de control

Maties Torrent apunta que los nuevos criterios no persiguen acabar evitando que se hagan las pruebas a los positivos asintomáticos o leves porque «el objetivo sigue siendo identificar a todos los positivos y detectarlos». Sucede, añade el epidemiólogo, que las cifras actuales «están absolutamente fuera de control en número de positivos y eso hace que las herramientas del sistema no sean las mismas que hasta ahora para conseguir que se pierdan el menor número de casos». Aún se están haciendo el mismo número de pruebas por cada positivo «el problema es que si el porcentaje de contagiados aumenta también lo hará la tasa de positividad».

Con 2.888 casos activos a día de ayer la situación todavía no puede considerarse como crítica en Menorca «pero sí estamos en peligro, nuestra UCI tiene siete camas y ahora solo hay tres disponibles para pacientes de otras patologías», observa Torrent. La Isla está «al límite y se puede complicar en cualquier momento, en cambio la Atención Primaria sí está colapsada pero esto puede cambiar de un día para otro» porque el pico de la sexta ola no ha llegado. En opinión de Torrent, este podría suceder dentro de diez días, para Sant Antoni, como ocurrió el año pasado, aunque dada la diferencia de variantes «no sabemos si se alargará unos días o bajará en seguida».