La alta densidad de Cala Mitjana es evidente en los meses altos de temporada por lo que necesita socorrismo estable.  | Josep Bagur Gomila

3

El Ayuntamiento de Ferreries tiene previsto solucionar la falta de socorristas fijos en la playa de Cala Mitjana, que ha sido denunciada recientemente por el Partido Popular de la población a partir de las aglomeraciones que se producen en este enclave desde hace varios años. La Dirección General de Emergencias instó al municipio a que dispusiera de este servicio hace ya seis años.

Antes de que finalice 2022 el equipo de gobierno municipal que preside la alcaldesa Joana Febrer encargará la elaboración de un plan de seguridad propio de esta cala, como paso previo ineludible para decidir la dotación de vigilancia que precisa.

Desde hace tres años, cuando se confeccionó el plan de seguridad de Cala Galdana, la otra playa de Ferreries, Cala Mitjana,  cuenta con vigilancia dinámica. Los socorristas de Cala Galdana deben efectuar cuatro desplazamientos diarios a Cala Mitjana a bordo de la embarcación de salvamento y supervisar su estado, al margen de cuando se requiera su presencia inmediata por algún incidente.

Noticias relacionadas

Sin embargo, en la práctica los socorristas limitan los desplazamientos a dos o, como máximo, tres veces al día porque priorizan la mayor masificación que tiene Cala Galdana por la tarde ante posibles incidentes.

La primera edil de Ferreries, Joana Febrer, precisó ayer que la Dirección General de Emergencias, que en 2016 ya comunicó al Ayuntamiento la necesidad de dotar a Cala Mitjana de socorristas fijos, aceptó que el servicio se cubriera con la vigilancia dinámica incluida en el plan de seguridad de Cala Galdana, del año 2019. «Es cierto que aludí en su día a la falta de presupuesto para poner socorristas en esta playa que tiene mucha densidad por la gente que va, pero si esa fuera la única causa la habríamos solventado con una modificación presupuestaria». Se refiere a que «antes de hacerlo es necesario disponer de este plan de seguridad específico y por eso queremos tenerlo antes de final de año para poder incluir este servicio ya en los presupuestos del próximo año», explica.

La playa de Cala Galdana cuenta con cuatro socorristas en la actualidad, una torre de vigilancia y un módulo de atención para personas que precisan asistencia. Durante los meses de mayor afluencia el horario de los vigilantes se inicia  a las 9.30 y concluye a las 20 horas, y en el resto de la temporada, de 10 a 18.