Imagen de Es Grau, núcleo urbano donde este verano proliferan los alquileres turísticos. | Gemma Andreu

26

Se acerca el mes de septiembre y el Consell insular sigue sin poder completar el anunciado refuerzo del cuerpo de inspectores del departamento de Ordenación Turística, que empezó a tramitar el pasado mes de febrero con la lucha contra la creciente oferta de alquiler turístico ilegal como gran prioridad. Mientras las casas sin licencia hacen literalmente el agosto, de los tres nuevos inspectores para los que existe dotación presupuestaria, solo se ha podido incorporar uno, y ya en la segunda quincena de julio.

La intención del departamento de Economía y Territorio era prácticamente doblar para esta temporada el número de técnicos con funciones de inspección, de cuatro a siete; sin embargo, según ha podido confirmar este diario, se ha encontrado con la objeción de Intervención, encargada de fiscalizar la gestión de la institución. Considera que no está suficientemente justificada la excepcionalidad, urgencia e inaplazabilidad que exige la ley (22/2021) para permitir el nombramiento de funcionarios interinos.

Lea todos los detalles en la edición impresa y además:

  • Podemos y el GOB atribuyen la falta de vivienda y la masificación al descontrol sobre el alquiler turístico irregular

  • Los pisos sin licencia cuelgan el cartel de completo en agosto

Lea la noticia completa en la edición impresa del 19 de agosto en Kiosko y Más