La citas en Atención Primaria pueden demorarse diez o doce días. | Josep Bagur Gomila

Los médicos de Atención Primaria de Menorca secundarán una huelga en el mes de enero, si la Conselleria de Salud no atiende ya a las reivindicaciones del colectivo y mejora las condiciones laborales y de atención a los pacientes. De este modo, los facultativos en la Isla se unen a los del resto del archipiélago, formando un frente común para conseguir que el Govern aplique las mejoras que reclaman.

La adhesión de los sanitarios menorquines llega después de la asamblea convocada, este jueves, por el Foro de Atención Primaria en la sede del Col·legi Oficial de Metges de Balears. Allí, unos 150 médicos decidieron ir a la huelga el próximo mes, para demandar lo que consideran imprescindible, para que el sistema de Atención Primaria funcione.

Demandas pendientes

Desde el Sindicato Médico de Balears en la Isla, Claudio Triay apuntaba ayer que «Menorca, al igual que Eivissa, se sumarán a la huelga si no se atienden las reivindicaciones». Para empezar, una reducción del número de pacientes por médico, «para bajar del cupo de 1.800 que tiene asignado cada médico, a un máximo de 1.400 o 1.500, y de mil para los pediatras, cuando ahora tienen 1.200 o 1.300».

Noticias relacionadas

Por otro lado, consideran inaceptable que se programen jornadas con «treinta y cinco, cuarenta o más visitas, entre presenciales y telefónicas», ya que esto impide dedicar tiempo suficiente a cada paciente. «Deberían ser veinticino o treinta, como mucho», ya que «ahora podemos estar un máximo de siete minutos y medio, y deberíamos tener por lo menos diez».

Estas reivindicaciones son compartidas por el Col·legi Oficial de Metges. Su presidente, José Antonio Vidal, considera que «esta es una situación generalizada en toda España» y que se da «por la falta de profesionales y la presión creciente que hay en Atención Primaria».

«Atención Primaria tiene que atenderse con calidad asistencial» y, para ello, no pueden darse «casos de hasta dos mil cartillas por médico». «Las agendas deben estar bien dimensionadas» y «hay que apostar por la estabilización de los profesionales». En este sentido, «no puede ser que formemos a médicos durante once años, para que luego se vayan por tener mejores ofertas en España o en el extranjero».

El apunte

Apuesta por el modelo de SUAP del Canal Salat para todo el archipiélago

«El sistema estará cada vez más tensionado», pronostica Claudio Triay, por «el crecimiento demográfico» y el envejecimiento, que «necesita más atenciones». La falta de médicos de familia lleva a esperas de «diez o doce días para obtener cita y el paciente acaba en Urgencias», extendiendo el problema a los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP). Y ahí «hay que ser más resolutivos, como en el Centro de Salud del Canal Salat», porque al contrario que Dalt Sant Joan, «funciona las 24 horas, con médicos específicos y con servicio de radiología y analíticas, que ahorra muchos desplazamientos». Por eso, Triay cree que «habría que implantar este sistema en toda Balears; se ha comprobado que funciona».