El núcleo costero de Es Murtar, por donde navegaban los protagonistas del hallazgo . l | R.L.

10

Treinta y seis kilogramos de hachís, distribuido en pequeños paquetes y en el interior de un fardo que se encontraba en buen estado. Este fue el hallazgo de una pareja que se encontraba navegando ayer por la costa insular, concretamente cerca del núcleo de Es Murtar en Maó, y que lo recogió del agua, ya cerca de la orilla, sin saber de qué se trataba.

Continuaron su paseo en barca hacia su destino en tierra, el muelle del hospital en municipio de Es Castell, donde son asiduos veraneantes, y una vez allí dieron cuenta del paquete que habían encontrado en el mar a la Policía Local. La sorpresa de los agentes llegó cuando, abriendo parte del fardo, pudieron comprobar que en el interior había un alijo de droga que, o bien fue lanzado al agua desde otro barco ante el temor de ser descubiertos, o fue arrastrado por la corriente y el oleaje de los últimos días hasta la costa de Menorca. Ante estos hechos, la Policía Local de Es Castell dio aviso a la Guardia Civil para que se hiciera cargo de la droga, de las diligencias judiciales y de la investigación sobre el origen del paquete. La pareja, de vacaciones en la Isla, dio aviso a la Policía sobre las 15 horas, cuando llegó a puerto.

Esta no es la primera vez que un fardo con droga llega a las costas de la Isla. El pasado mayo, en Cala Barril, fue también encontrado de forma casual un fardo con 20 kilogramos de cocaína en su interior.