37

Más de veinte coches que se encontraban aparcados en el camino Vía Loreto, próximo al aeropuerto de Menorca, aparecieron este sábado con alguna de las lunas destrozadas tras ser objeto de un acto vandálico. Estos vehículos pertenecen o bien a trabajadores del aeropuerto o a viajeros que los estacionan en las proximidades de la terminal para evitar así tener que pagar las tarifas de los parkings vigilados de Aena.

La Policía Nacional ha abierto diligencias y se ha hecho cargo de la investigación de este suceso. No es la primera vez que algún coche estacionado en la zona sufre desperfectos, pero no se había registrado hasta la fecha un ataque tan numeroso. Por el aspecto que presentan las lunas parece que hayan sido golpeadas con una barra metálica o un palo, un objeto suficientemente duro como para hacerlas añicos.

[Lea la noticia completa en la edición impresa del 13 de octubre en Kiosko y Más o My News]