La urbanización turística disfrutó por la tarde del tradicional Jaleo | Katerina Pu

0

El verano toca a su fin y con él acaban también las fiestas. Un calendario que como cada año se cierra con las de Cala en Porter, que este sábado vivió su primera jornada grande con una celebración que, como es habitual, tuvo lugar muy cerca del mar. Y lo hizo con una temperatura mucho más llevadera que la de los últimos días gracias a un cambio de tiempo que, por suerte, no impidió que se disfrutara del sol.

Así, tras tres años de espera, la urbanización turística del municipio de Alaior también volvió a gozar con su fiesta grande. Lo hizo con un programa en el que volvieron a tener protagonismo actividades tan clásicas como la competición de castillos de arena, las carreras de kayaks o la fiesta infantil a pie de playa con el regreso del Rey Neptuno a Cala en Porter a mediodía.

Por la mañana de este sábado, el arenal de la urbanización recibió la visita del Rey Neptuno | Katerina Pu

El programa festivo se retomó ya por la tarde, sobre las 18 horas, con la salida de la qualcada, integrada por 35 caixers, desde la iglesia hasta la Plaça Gran. La entrega de la bandera a la caixera fadrina, Daniela Sabin Hathorn, y la incorporación a la comitiva de la caixera presidenta, Katrina Rotger Benítez, marcaron uno de los momentos más emotivos de la jornada. Con gran puntualidad, el Jaleo, con su tradicional melodía, volvió a sonar a las 19.30 horas.

Noticias relacionadas

El broche a la primera jornada se lo puso la verbena en la plaza principal de la urbanización con la actuación del grupo Ritmo Menorca. A primera hora de esta mañana, sobre las 9 horas, está previsto que la fiesta regrese a Cala en Porter.