La gestión del Lazareto, una vez el Consell ha asumido su titularidad, abre interesantes posibilidades de futuro, sin embargo ya cuenta con una realidad del presente que vale la pena valorar, mantener e impulsar. La vigesimosexta edición de la Escola de Salut Pública cuenta este año con 485 inscritos, con un incremento muy considerable, y despierta interés en el ámbito nacional e internacional, quizás más del que se percibe en Menorca. El marco del Lazareto permite incrementar su atractivo y, sin duda, apunta a uno de los usos que puede tener este privilegiado recinto.

El Consell siempre ha mostrado su apoyo a esta Escola, en la que reconocidos profesionales realizan aportaciones interesantes sobre los déficits y las prioridades de la salud pública, un ámbito importante porque se refiere directamente a nuestra calidad de vida.

La mejora de la salud pública ha de basarse necesariamente en el conocimiento y en los criterios que pueden aportar profesionales de este sector. Muchas de las cuestiones que se analizan en el ámbito profesional al final se traducen en acciones o carencias del sistema de atención a la salud de las personas.

Vale la pena apostar por la Escola de Salut Pública de Menorca.