El Cercle Artístic acogió este miércoles un debate sobre el futuro de Punta Nati | Gemma Andreu

21

La sociedad Martí i Bella, Fundación Líthica y Amics de Punta Nati mantienen el rechazo a la ampliación de la planta fotovoltaica de Son Salomó después de que la empresa Ceconat aceptara reducirla un 40%, algo que el conseller de Cultura Miquel Àngel Maria dio a conocer este miércoles en la mesa redonda sobre el futuro de Punta Nati.

El presidente de la Martí i Bella Ángel Roca considera "positiva" la modificación del proyecto, pero que "sigue siendo descomunal, un disparate" y se posiciona en contra por la cantidad de bienes etnológicos de interés que quedarían integrados en la ampliación, como la barraca de Bartomeu Castell, la más singular del entorno.

Adelanta que seguirán insistiendo en cambiar la propuesta y propone que la superficie ocupada por placas solares no supere las 46 hectáreas, cifra lejana a las 104 que la promotora pone como máximo para que el proyecto le resulte rentable.

Laetitia Lara, presidenta de Líthica, lamentó que el Consell fuera al debate con "todo decidido", a lo que Maria contestó que la nueva propuesta debe ser aprobada por la Comisión de Patrimonio el próximo martes.

La representante de Amics de Punta Nati, Carmela Sánchez, que no pudo asistir al encuentro por encontrarse en Madrid, cree que el Consell "no está siendo transparente con el proceso" de negociación con Ceconat.

Noticias relacionadas

[Más información en la edición impresa de este viernes]