Menorca Sant Lluis / Punta Prima playa | Gemma Andreu

39

El Consell quiere que Menorca adelante una semana el proceso de desescalada y que el lunes 1 de junio entre en la fase 3, una petición que el Govern ha hecho suya y ha extendido al resto de islas. La presidenta del Ejecutivo autonómico, Francina Armengol, hizo ayer oficial la petición al Gobierno para que el Archipiélago en bloque se avance a los ritmos del plan de desconfinamiento, vista la positiva evolución de la pandemia y ante la necesidad de reactivar cuanto antes al sector turístico.

La presidenta del Consell, Susana Mora, que ya vio como se frustraba la intención de Menorca de formar parte del grupo de las primeras islas que iniciaron la desescalada, defendía ayer que el avance de fase es una cuestión «de justicia» y apuntaba a otra motivación para reclamarla, la misma por la que quiso que Menorca entrara en fase 1 antes que el resto, «una cuestión de imagen nacional e internacional», transmitir a los mercados que la Isla avanza a gran rapidez y con garantías hacia la nueva normalidad.

Isla piloto

Otro de los frentes en los que trabaja el Consell es el de adelantar la llegada de turistas extranjeros. La máxima institución insular observa con preocupación como desde el Govern se atiende a la Federación Hotelera de Mallorca para que esa isla se erija en destino piloto para testar los protocolos de seguridad, con visitas desde el 15 de junio a zonas como la Playa de Palma y Alcúdia. Menorca no se quiere quedar atrás y busca aprovechar la oportunidad tanto de imagen, como de reactivación económica que se puede abrir. Mora dejó claro al respecto que «Menorca también apuesta por ser isla piloto, siempre con parámetros de estricta seguridad».

Lea la noticia completa en la edición impresa del 27 de mayo en Kiosko y Más