Juan Luis Hernández

Juan Luis Hernández

Fanáticos

No puedes evitarlo. Cada vez que te encuentras con un fanático piensas en un asno con anteojeras, entendiendo por estas...

¡Ojalá!

Te remiten una foto que ilumina tu día. En ella, dos hermanos –niño y niña-, nacidos en un breve espacio temporal, familiares tuyos, se despiden con ternura a las puertas del colegio