Joan Fedelich, presidente de la asociación | MANOLO BARRO

109

Reducir las masas que vienen sin interés alguno por Sant Joan y que contribuyen a la perversión de la celebración de Ciutadella. Este es el principal objetivo que se ha fijado Salvem Sant Joan, la nueva asociación sin ánimo de lucro, recientemente constituida, para evitar el deterioro de las fiestas.

Unas doscientas personas —entre ellas, la alcaldesa, Joana Gomila, y la concejal de Fiestas, Gràcia Mercadal— asistieron en el Casino 17 de Gener, en dos turnos, a la presentación pública de una entidad que, según expresaron, teme la pérdida de identidad y de los valores transmitidos generación tras generación, desde hace siglos. Entre los presentes, gran cantidad de l’amos (los verdaderos protagonistas de la fiesta junto a sus caballos), con sus familias, representantes de la nobleza ciutadellenca y miembros de juntes de caixers de distintos bienios. También ciudadanos interesados en conocer los fundamentos que inspiran la asociación.

«Sin mujeres de por medio»

En la directiva Joan Fedelich Benejam es el presidente, Joan Pons Torres el vicepresidente, Míriam Bosch la secretaria, Andrea Mir la tesorera, y Bep Fedelich, Tomeu Ramon y Neus Andreu ejercen como vocales. E impulsan un proyecto con un claro espíritu conservador, que se opone a cambios que afecten a los protocolos, como por ejemplo, el permitir la participación de las mujeres en la qualcada.

«Ni políticas ni, con todos los respetos, mujeres de por medio, cuando ellas saben y disfrutan haciendo lo que hacen. El tema de la mujer, por nuestra parte, sobra», dijo Joan Fedelich, para quien «no hay nada más que hablar sobre este aspecto».

Aseguran desde la entidad que nacen sin ideario político y que su única pretensión es «ayudar» a resolver los problemas que, si no se subsanan, harán que «muramos de finor».

Noticias relacionadas

La asociación expresó su deseo de formar parte de la nueva Junta Municipal de Sant Joan, para aportar ideas. Lo primordial, insistieron, es acabar con el turismo y las promociones que atraen masas con nulo interés por Sant Joan. Entienden que «por ley» no se puede hacer nada para que navieras y aerolíneas hagan su agosto, pero sí ven la posibilidad de presionar. «Nacemos como lobby de presión», indicó Joan Pons Torres, para forzar al Govern, Ports y las propias compañías a comprometerse y evitar trayectos extra a los habituales.

La alcaldesa, Joana Gomila, dio la «bienvenida» a la entidad y animó a trabajar juntos por y para Ciutadella.
La alcaldesa, Joana Gomila, dio la «bienvenida» a la entidad y animó a trabajar juntos por y para Ciutadella | MANOLO BARRO

«Sabemos que en Ciutadella hay muchos negocios que se benefician, pero la gente que viene por 15 o 20 euros, poco beneficio deja».

El público aportó ideas, como la organización de un macro evento que atraiga la masa al extraradio de la ciudad. O la puesta en marcha de pulseras, «como hacen en otros lugares, como en el Firó de Sóller», para que los residentes en la Isla tengan acceso garantizado a actos como los Jocs des Pla o el Caragol des Born y así los filtros policiales solo frenen la entrada de foráneos. «Sabemos que mucha gente de Mallorca viene porque ama la fiesta, pero no puede ser que Sant Joan sea un premio al acabar el colegio».

Sobre la opción de un concierto alternativo, la propia entidad tiene «miedo» de que pueda representar un mayor reclamo al actual.

También entre los asistentes reclamaron «responsabilidades al Ayuntamiento», y criticaron que «no están haciendo nada».

El apunte

Joana Gomila: «No es verdad que no se haga nada; se intenta todo y todos son bienvenidos»

No tenía previsto intervenir, pero las alusiones directas hicieron que la alcaldesa tomara la palabra. Lo hizo para invitar a la asociación a que presente alegaciones al reglamento para la constitución de la Junta de Sant Joan, que está en exposición pública hasta el 4 de enero, para solicitar su ingreso. «Nos interesa que todo el mundo pueda aportar, todos sois bienvenidos». Y es que, precisó, «en realidad, Salvem Sant Joan tiene los mismos objetivos (masificación y seguridad) que ya marca el reglamento», algo que debería facilitar el entendimiento. Además, Gomila rechazó las críticas de no estar haciendo nada y aseguró que «hacemos todo lo posible por encontrar soluciones».