Derribos Costas

Enamorarse de Menorca no es difícil. Reúne innumerables encantos, ofrece mucho y pide poco

La monta y la esperanza

Normalmente, a la doma sigue la monta. Me gustaría señalar algunos matices dentro de cierta incómoda escalada...

La doma

Si alguno de los amables lectores de esta columna ha notado cuánto tiempo llevo sin comunicar mis discutibles ocurrencias...

El coste de la dicha

Hace un par de días, inaugurando noviembre, fui a nadar a uno de esos sitios maravillosos que nadie...

Menorca y los búfalos

La pandemia nos ha dejado un regalo escondido entre los pliegues del enorme estropicio causado a nuestras vidas y haciendas...

Querida Bankia

Permíteme, querida Bankia, que te tutee. Al fin y al cabo soy mayor que tú, hemos pasado buenos ratos juntos...

El puerto y la monarquía

Propongo un balance provisional de los cambios operados en el puerto de Mahón. Desde la certeza de que no habrá unanimidad...

Pedaleo

Continuando (me lo pidió Juan desde el Lac Leman) con las reflexiones coronaviradas de mi último artículo me sumerjo sin más preámbulos...

De sueño a pesadilla

He tenido un sueño. Una pesadilla diría. Consistía en que nuestros gobernantes se mofaban de nosotros...

Cambio de moto

Menuda confusión. Muchos sospechamos que el grueso de las noticias que nos proponen los medios no son tales...

El gran Rufián

No se pueden imaginar, pacientes lectores, cuánto me conmovió el gran Rufián cuando hace algunos años supe...

Carta a Juan Español

Querido Juan. Imagino la ilusión con la que afrontas la nueva cita electoral. Los amados capulletes han logrado completar...

Amadísimos líderes (epístola)

Entrañables e idolatrados líderes y lideresas: os propongo un juego muy entretenido. Se trataría no ya de encontrar a Wally entre la multitud...

¿Patriotas o carotas?

Cuando hice la mili, allá por el final de la quinta glaciación, un sargento de mi compañía gustaba de subir la moral...

Carta abierta a Rivera

Querido Albert. No nos conocemos; disculpa pues mi atrevimiento. Como te tengo cierto -aunque menguante- aprecio, temo por tu salud...

Declaración de principios

Se acerca el momentazo «urnas bis». Emoción, intriga. Como me propongo ensalzar en este contexto a la aspirante...

Plan de empleo para políticos

A raíz de la desafortunada desaparición de Rubalcaba, quien más quien menos hemos sentido la pulsión de comparar...

Egos...

Las aves, pletóricas, despliegan plumaje tras los atriles en sendos debates electorales llenos de glamour...

Darwin, la mentira

Un amigo, con quien comparto la singular pulsión de manifestar en «Es Diari» nuestras inquietudes en forma de artículos de opinión...

Eureka, tengo la solución

Tenemos un problema. Y a Huston no podremos acudir porque este asunto les resbala: seguimos estando parasitados...

Amados líderes

Amados líderes y lideresas que, ufanos, encabezáis formaciones políticas o ilumináis con vuestra presencia...

¿Lo sabe el GOB?

Demasiado acostumbrados nos tienen las solapadas administraciones a despropósitos de toda índole...

Calidad y turismo

Carta a Benjamin Carreras: Voy a discrepar de ti; si no, ¿qué gracia tendría la cosa?...

En la gloria

Ya sabemos que nuestro mundo, albergando ciertamente seres, paisajes e historias de singular belleza...

Malas lenguas

Hay gente que se pasa la vida piando. Que le sacan punta a todo...

Apariciones

Al abrir esta mañana la nevera he encontrado en su interior a Puigdemont...

Banderitas

Me encontraba ayer procrastinando tan ricamente cuando -de improviso- escuché una voz...

Con moratoria, no hay paraíso

Bien pudiera parecer a algún hipotético lector asiduo de esta columna que estoy peleado con el mundo.Nada más lejos de la realidad.