El Consell se plantea el envío de la basura a la planta de Son Reus

Es una medida provisional mientras no se arreglen los despertectos en Milà y siempre que el Govern asuma el sobrecoste. Según las primeras estimaciones, el transporte y el pago del canon para ser incinerado es de 300.000 euros durante tres meses.